2 mar. 2014

. CRÓNICAS DE UN MIÉRCOLES CUALQUIERA


Crónicas de un miércoles cualquiera XLV…O del cuento de una yupie en Paris…

Érase una vez una pequeña princesita que quería ser yupie. Nos vamos a saltar lo del torreón y lo del rollo de estarse uno siempre encerrado temiendo lo que hay fuera y esperando a que un señor a caballo nos saque de allí. Es una ñoñez y nuestra pequeña princesita sabe que quien quiere peces tiene que mojarse el culo. Rebobino, pues, para adelante.

Resulta que la niña se ha hecho mayor, pero ni por asomo, todo lo mayor que se le supone con su edad, sigue siendo una lela. Que les digo yo que no tiene la menor idea de qué va la vida. Ah, pero la inconsciencia a veces es buena … Se la ve trabajando una tarde – más bien noche -de viernes en las estáticas oficinas de la que es su secta, digo empresa, desde hace un mes. Le acompaña una simpática compañera que, estamos seguros, hace un esfuerzo ímprobo por no atizarle un puñetazo.......Sigue leyendo


Les quiere,
Pop pins.
FACEBOOK .  INSTAGRAM .  TWITTER .


No hay comentarios:

Publicar un comentario