11 nov. 2013

AUTOAYUDA DE 1956: LA INACTIVIDAD, LOS ZOMBIES, Y MÁS COSAS


Lecciones del Sr. Fromm de 1956. Un poco de autoayuda en modo vintage

Hoy me pongo densa, - no todo va a ser jauja - y les dejo unos extractos de un libro viejo que espabila aún hoy a jóvenas como yo.




Sobre la inactividad:

"..... El dormir es la única situación apropiada para la inactividad; en el estado de vigilia no debe haber lugar para ella. La situación paradójica de multitud de individuos hoy en día es que están semidormidos durante el día, y semidespiertos cuando duermen, o cuando quieren dormir.
Estar plenamente despierto es la condición para no aburrirnos o aburrir a los demás."


Sobre zombies:

"Debo agregar aquí que, así como importa evitar la conversación trivial, importa también evitar las malas compañías. Por malas compañías no entiendo sólo la gente viciosa y destructiva, cuya órbita es venenosa y deprimente. Me refiero también a la compañía de zombies, de seres cuya alma está muerta, aunque su cuerpo siga vivo; a individuos cuyos pensamientos y conversación son triviales; que parlotean en lugar de hablar, y que afirman opiniones que son clichés en lugar de pensar."


Sobre la concentración:

"Si uno está concentrado, poco importa qué está haciendo; las cosas importantes, tanto como las insignificantes, toman una nueva dimensión de la realidad, porque están llenas de la propia atención.

Concentrarse en la relación con otros significa fundamentalmente poder escuchar.La mayoría de la gente oye a los demás y aún da consejos, sin escuchar realmente. No toman en serio las palabras de la otra persona, y tampoco les importan demasiado sus propias respuestas. Resultado de ello: la conversación los cansa. Encuéntranse bajo la ilusión de que se sentirían aún más cansados si escucharan con concentración. Pero lo cierto es lo contrario. Cualquier actividad realizada en forma concentrada, tiene un efecto estimulante (aunque luego aparezca un cansancio natural y benéfico); cualquier actividad no concentrada, en cambio, causa somnolencia, y al mismo tiempo hace difícil conciliar el sueño al final del día.
Estar concentrado significa vivir plenamente, en el presente, en el aquí y el ahora."


Sobre la disciplina y la virtud:

"Uno de los aspectos lamentables de nuestro concepto occidental de la disciplina (como de toda virtud) es que se supone que su práctica debe ser algo penosa y sólo si es penosa es "buena". El Oriente ha reconocido hace mucho que lo que es bueno para el hombre- para su cuerpo y para su alma- también debe ser agradable, aunque al comienzo haya que superar algunas resistencias."


Sobre la madurez:

"Cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento,Son mutuamente interdependientes. Constituyen un síndrome de actitudes que se encuentran en la persona madura. Esto es , en la persona que desarrolla productivamente sus propios poderes, que sólo desea poseer los que ha ganado con su trabajo , que ha renunciado a los sueños narcisistas de omnisapiencia y omnipotencia , que ha adquirido humildad basada en es fuerza interior que sólo la genuina actividad productiva puede proporcionar."


Sobre el hombre moderno:

"¿Cuál es el resultado? El hombre moderno está enajenado de sí mismo, de sus semejantes y de la naturaleza. Se ha transformado en un artículo, experimenta sus fuerzas vitales como una inversión que debe producirle el máximo de beneficio posible, en las condiciones imperantes en el mercado. Las relaciones humanas son esencialmente las de autómatas enajenados, en las que cada uno basa sus seguridad en mantenerse cerca del rebaño y en no diferir en el pensamiento, el sentimiento o la acción. Al mismo tiempo que todos tratan de estar tan cerca de los demás como sea posible, todos permanecen tremendamente solos, invadidos por el profundo sentimiento de inseguridad, angustia y de culpa que surge siempre que es imposible superar la separatidad humana."



El arte de amar - Erich Fromm



Les resumo si les da pereza leer: Estén despiertos, no se ensueñen frente a la pantalla del ordenador. No sean malditos zombies con la mirada vacía flotando por la vida esperando que se les acabe. Hagan lo que hagan, concéntrense, escuchen al pescadero cuando les habla, y hasta cuando frieguen háganlo bien, sin pereza. El trabajo NO es sacrificio. La vida tampoco. Es elección, eso sí. Pero no fustigamiento. Eligen trabajar para subsistir en vez de dedicarse a otros menesteres. El sufrimiento nada tiene que ver con esto. Si sufren plántense y cambien. No hay otra solución. Sobre la madurez poco puedo decir salvo que la definición del Sr. Fromm me fascina: "Cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento".

Oh, ustedes, hombres modernos, no sean autómatas. Difieran, y quieran. El querer no se gasta, porque cuanto más se quiere más querer hay.

Les quiere,



FACEBOOK .  INSTAGRAM .  TWITTER .


No hay comentarios:

Publicar un comentario