25 oct. 2013

TONTUNAS MENTALES: LA NIÑA QUE ME ENSEÑÓ QUE ES MEJOR SER RARO


Tengo un nuevo ídolo, señores. Un nuevo y minúsculo ídolo al que desearía adoptar ahora mismo.
Es más. Desearía ser yo.




Desearía que en alguna de aquellas -contadas- veces que me puse un tutú y me subí a un escenario pálida, y nerviosa por recordar cada uno de los pasos que jamás conseguía reproducir, desearía haberme arrancado en una explosión de baile disfrutón.

Oh. Eres grande, niña y serás todavía más grande. Inconsciente de tu maldito talento natural rompes la barrera de ese cursi tutú rosa. Destrozas toda norma y convención estallando en un AUTÉNTICO ESPECTÁCULO de la más pura alegría espontánea. olvidas a tus otras miniclones, a las que dejas a la altura del betún.

BRA-VO.




Nos enseñas una valiosa lección:  La de DEJARSE DE TONTADAS y darse a la vida; La de darlo TODO, de la manera más salvaje y natural; despreocupada, inconsciente y bestia; Absoluta, rotunda.
A desvivirse por lo tuyo, lo que importa, lo que sientes.

Y si no se quiere ser tan profundo, el simple y puro hecho de hacer el ANORMAL porque te da la gana, como si nadie te mirase.


"A veces tiene que ser una niña de prescolar en un tutú la que nos recuerde que se puede -y yo añado: se debe- ser un raro de vez en cuando." 




Les quiere 

Pop pins.


[vía MAN REPELLER (Artículo de Amelia Diamond, tiene bastante gracia) ]


FACEBOOK .  INSTAGRAM .  TWITTER .


4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. que aparato! no se puede ser mas artista ,la de la derecha nada nada en la confusion ,me encanta!

      Eliminar
    2. Es brutal. No hay palabras para describirlo

      Eliminar